Tipos de discalculia

Publicada en Publicada en Aprendizaje, EDUCACIÓN

discalculia

– Discalculia verbal: dificultad para comprender conceptos matemáticos y relaciones presentadas verbalmente.
– Discalculia pratognóstica: dificultad para manipular objetos para
hacer comparaciones de tamaño, cantidad, etc.
– Discalculia léxica: dificultad para comprender símbolos matemáticos o números.
– Discalculia gráfica: dificultad para escribir números.
– Discalculia ideognóstica: dificultad para entender conceptos
matemáticos y realizar cálculos mentales.

– Discalculias operacionales: dificultad para realizar operaciones
aritmétricas básicas (verbales o escritas).

En la discalculia pueden aparecer dificultades como:

Dificultades perceptivas, visoespaciales y visoconstructivas:

– En la representación espacial de las magnitudes dentro de la línea mental, lo que le impide un desarrollo normal de los conceptos numéricos.
– Para reconocer y entender los símbolos y para entender signos y direcciones.
– Para alinear números y ordenar grupos de números, de mayor a menor y viceversa. También para alinear símbolos.
– Perceptivo-visuales y en la organización visoespacial, por ejemplo, para distinguir tamaños, figura-fondo y formas.
– De identificación de números, (por ejemplo, el 6 y el 9).
– En la integración y manejo de los símbolos aritméticos y numéricos, pudiéndose producir confusión de los signos: +, -, / y ×.
– En la inversión, reversión o transposición de números (por ejemplo, 15 por 51).
– En las relaciones entre figura y longitud.
– De distancia y tamaño, para comprender proporciones, encontrar el punto medio entre dos números, determinar qué número va delante o detrás de otro, etc.
– En la comprensión de un valor según la ubicación de un número y la coma decimal.
– Para comprender las relaciones espaciales.
– Para reproducir figuras geométricas, un dibujo, o construir un rompecabezas.
– De orientación espacial, esquema corporal y con los conceptos abstractos del tiempo y dirección.

Dificultades lingüísticas:

– Simbólicas, en el ámbito lingüístico general, pero que también aparecen en las actividades de lectura y escritura.
– En la comprensión de términos matemáticos y la conversión de problemas matemáticos en símbolos matemáticos
– En la transcripción, por ejemplo, cuando se escriben números dictados.
Dificultades en la memoria a corto plazo, para conservar y retener la información numérica y comprender y recordar conceptos, números. reglas, fórmulas, secuencias matemáticas (orden de operaciones). Ejemplo: para recordar una sucesión temporal de números o los distintos pasos o procesos implicados en un problema.

Dificultades de razonamiento lógico-matemático:

– Para realizar cálculos y operaciones matemáticas.
– Para realizar cálculos de forma mental.
– Con las operaciones básicas (suma, resta, multiplicación y división).
– De comparación, clasificación, correspondencia, ordenamiento, seriación, inclusión, deducción, etc.
– Para contar comprensivamente.
– De comprensión aritmética, compresión de conjuntos, etc.
– Para realizar abstracciones y elaborar asociaciones a partir de material numérico.
Dificultades de atención como,  copiar figuras y observar de forma correcta los símbolos de las operaciones.
Dificultades metacognitivas, respecto a la planificación del trabajo, establecimiento de objetivos, autorregulación, comprobación de resultados, etc.

Las dificultades pueden variar en cada niño, y dependen de la edad, por lo que tendremos que conocer cuáles son las que presenta nuestro hijo en concreto.

 

Deja un comentario