Un día, el ancianito que habita en la luna miró abajo hacia un gran bosque en la tierra, y vió a un conejo, un mono y a un