El Valiente Kandebayi

Publicada en Deja un comentarioPublicada en Chinos, CUENTOS

En la noche de los siglos vivía a la orilla del río Kalasu de las montañas Kaladawu, un hombre pobre llamado Kasankafu. El hombre vivía de la caza y de la pesca mientras su mujer cosía para los demás y hacía las redes. Así pasaban ellos sus días. Una vez la mujer de Kasankafu quedó […]

Los dos hermanitos

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, Europa

El hermanito cogió de la mano a su hermanita y le habló así: – Desde que mamá murió no hemos tenido una hora de felicidad; la madrastra nos pega todos los días, y si nos acercamos a ella nos echa a puntapiés. Por comida sólo tenemos los mendrugos de pan duro que sobran, y hasta […]

El pato blanco

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, Rusos

  Un Príncipe muy rico y poderoso casó con una Princesa de sin igual hermosura y, sin tiempo para contemplarla, sin tiempo para hablarle, sin tiempo para escucharla, se vio obligado a separarse de ella dejándola bajo la custodia de personas extrañas. Mucho lloró la Princesa y muchos fueron los consuelos que procuró darle el […]

LA LUZ AZUL

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, De Hadas

Cierta vez, un soldado que había sido licenciado por sus muchas heridas en la guerra, iba recorriendo el país en busca de trabajo. Una noche, cansado de caminas, llegó a la puerta de una cabaña. -¡No llames a esa puerta! -le advirtieron unos pajaritos-. En esa casa vive una bruja. -Si quieres descansar en mi […]

La bruja Baba-Yaga

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, Rusos

Vivía en otros tiempos un comerciante con su mujer. El hombre enviudó y se volvió a casar, pero de su primer matrimonio le había quedado una niña. La madrastra, envidiosa de la niña, la maltrataba y siempre estaba pensando en cómo deshacerse de ella. Un día en que el padre tuvo que hacer un viaje, […]

Basilisa la Hermosa

Basilisa la Hermosa

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, Rusos

En un reino vivía una vez un comerciante con su mujer y su única hija, llamada Basilisa la Hermosa. Al cumplir la niña los ocho años se puso enferma su madre, y presintiendo su próxima muerte llamó a Basilisa, le dio una muñeca y le dijo: —Escúchame, hijita mía, y acuérdate bien de mis últimas […]