Desde la infancia, las personas son educadas de distinta manera en función del sexo: a la mayoría de las bebés se les pone un traje rosa y a