Había en lo alto de la montaña tres árboles jóvenes, que soñaban con frecuencia que serían cuando fuesen mayores. -El primero de ellos mirando a las estrellas dijo: