En una época tan remota que casi todo su rastro se ha perdido en el polvo de la pradera, unas antiguas gentes vivían en esta tierra que hoy