Un buen desayuno es básico para comenzar el día con fuerza, sobre todo durante la etapa infantil. Con el desayuno los niños deben ingerir los aportes de nutrientes