Malos resultados escolares

Publicada en Publicada en Aprendizaje, EDUCACIÓN

Malos resultados escolares

El colegio no les gusta a todos los niños de la misma manera. No todos los niños, logran alcanzar los resultados escolares que los padres tanto nos gustarían.

Tener malos resultados escolares no significa que su hijo sea menos inteligente que los demás. La mayoría de las veces tiene capacidad suficiente pero el interés por los estudios y la adquisición de conocimientos en esta edad es insuficiente para que logre los resultados que queremos. Al niño no siempre le apetece estudiar, existen  distracciones, a veces más divertidas o no tiene el apoyo necesario en casa o está atravesando algún problema en el entorno familiar o en el colegio.

Si tiene varios hijos, recuerde siempre en no compararlos, recuerde siempre que cada uno tiene un ritmo y una manera de ser, la comparación provocaría  una disminución de su autoestima y muchos sentimientos negativos en relación a sus hermanos.

Si su hijo está pasando una mala época y no consigue mejorar las notas, tal vez sea mejor buscar un profesor particular. Los conocimientos de los padres son de gran valor, pero no siempre resultan suficientes para ayudar a sus hijos en su trayectoria escolar.

Antes de esto analice bien las causas, y por supuesto hable con el profesor de su hijo, para saber como se le puede ayudar, a mejorar en los estudios.

Para muchos niños los profesores particulares sirven únicamente para definir las horas de estudio… Si es el caso, no necesitan a un profesor particular, sino reglas. La otra cuestión es si, en efecto, los niños tienen dificultades de comprensión. Ahí sí que el profesor particular puede desempeñar un papel complementario muy importante.

Incentive a su hijo a estudiar lo máximo posible y ayúdelo a superar sus malas notas escolares, principalmente en las asignaturas en las que tiene más problemas.

En casa, no olvide imponer pautas de estudio para que su hijo cree un hábito y se acostumbre a hacer los deberes siempre a la misma hora, y no olvide tampoco el mantener un dialogo con el profesorado de su hijo en el colegio donde estudia.

Deja un comentario