Los hijos de Lir

Publicada en Publicada en CUENTOS, Leyendas

Los hijos de Lir

En los tiempos en que los cinco reyes de Irlanda competían entre sí por la supremacía en la isla, la mayoría acordó elegir a Boadbh Dearg
Solo el rey Lir se negó a aceptar el acuerdo
Demostrando buen talante el nuevo rey de Irlanda, en lugar de ordenar la destrucción de su rival, le ofreció como esposa a una de sus tres hijas, Aeb.
Aeb le dio a Lir dos gemelos, una niña, Fionnula, y un niño, Aodh. Y despúes otros dos hijos gemelos: Conn y Fiachra
Desgraciadamente Aeb murió en el parto.
Lir quedó desolado
Su suegro le dio a su otra hija, Aoife como esposa
Aoife no tuvo hijos propios y en un principio se comportó como una verdadera madre.
Pero con el paso del tiempo empezó a tener celos de ellos porque pensaba que Lir los amaba más que a ella.
Un día les llevó a un lago y mientras se bañaban les echó una maldición, transformándolos en cisnes
Pronto Lir y Boadbh Dearg descubrieron la verdad y como castigo transformaron a Aoife en un demonio del aire por toda la eternidad.
300 años en el lago…
…300 años en el mar de Moyle…
…y 300 años en el océano Atlántico
Los cisnes fueron a vivir con el monje MacCaomhog, discípulo de san Patricio y oyeron la campana que destruyó su maldición
Los cisnes recobraron su forma humana, pero eran ya ancianos a punto de morir MacCaomog los bautizó antes de enterrarlos juntos.
Al enterrarlos el monje vio cuatro hermosos cisnes volando al encuentro de un rey y una reina sentados en un trono celestial.

Leyenda de Irlanda

Deja un comentario