Los filósofos

Publicada en Publicada en POESÍAS+, Relatos para pensar

 

Hace miles de años, dos filósofos se hallaron en un cerro del Líbano, y uno de ellos le preguntó al otro:
– “¿A dónde vas?”
El otro filósofo le respondió:
– Voy a la búsqueda de la fuente de la eterna juventud que, por lo que he leído, mana entre estos montes. He hallado unas escrituras que mencionan esa fuente, manando hacia el sol por estos rumbos. Y tú, ¿qué estás buscando?

El primer filósofo contestó:
– Ando en busca del misterio de la muerte. Después, cada uno de ellos pensó que el otro era un necio  visionario,
y comenzaron a disputar enardecidos y a culparse ambos de ceguera de espíritu. En tanto los dos filósofos se insultaban, un forastero, un varón al que creían el tonto de su pueblo, pasó por allí y, al escuchar que aquellos dos varones peleaban con ardor, se paró un instante a oír lo que decían.

Después, el recién llegado se aproximó a los filósofos y dijo:
– Amigos, parece ser que los dos sois de la misma escuela filosófica, y que decís lo mismo, solamente que con distintas palabras.
Uno busca la fuente de la eterna juventud, y el otro busca el misterio de la muerte.
No obstante, si bien razonáis, ambas cosas son la misma y se encuentran dentro de vosotros mismos.

Después, el forastero se dio media vuelta, exclamando:
– Adiós, varones serpientes. Y, al irse, se sonrió con indulgencia.

Los dos filósofos se miraron callados, y luego comenzaron a reírse de sí mismos.
Uno de ellos terminó diciendo:
– Bueno, ¿qué opinas si, ahora, andamos juntos, para buscar juntos … ?

Deja un comentario