Los fantasmas de la casa embrujada

Publicada en Publicada en CUENTOS, De Miedo

los-fantasmas-de-la-casa-embrujada

Decían que en esa casa no vivía nadie porque estaba embrujada. En el pueblo, los más viejos contaban que una familia había vivido allí muchos años, pero el 31 de octubre, el hijo más pequeño había causado un incendio jugando con una calabaza. La familia se quedó sin hogar y se fue a vivir muy lejos. De eso ya habían pasado cerca de 70 años, la casa seguía en pie pero estaba totalmente quemada y la maleza la había invadido.
El alma del pequeño fallecido después de tanto tiempo había regresado porque nunca se había perdonado haber quemado la casa y vagaba llorando por el lugar. Otro Halloween había llegado y un grupo de niños había decidido dar un paseo por la casa. Grande sería su sorpresa cuando al entrar escucharon el llanto de un niño pequeño. Un escalofrío los recorrió pero decidieron entrar a la habitación de la que provenía.
No había nadie y de repente la chimenea medio derruida se encendió. Todos salieron corriendo y le contaron a sus padres lo que había sucedido.
Toda la comunidad decidió que era mejor derruir la casa totalmente. Así lo hicieron y construyeron un centro comercial. Sin embargo, hasta ahora se dice que a veces por las noches, especialmente la noche de Halloween, se escucha el llanto de un niño.

Deja un comentario