Los duendes de la despensa

Los duendes de la despensa

Publicada en Publicada en CUENTOS, Europa

Los duendes de la despensa

Rosalía era una mujer muy generosa que se dedicaba a hacer pasteles.
Un día, un hombre muy poderoso fue a su tienda y le dijo amenazante:
-Quiero dos mil pasteles para mañana o te arruinaré el negocio. La pastelera pasó la noche en vela, intentando preparar los pasteles. Pero estaba tan cansada que se durmió sin acabar.
A la mañana siguiente Rosalía se llevó una enorme sorpresa:
¡Todos los pasteles estaban preparados! Y pudo ver a dos duendecillos que corrían a esconderse en la despensa.
Desde entonces, los vecinos de aquel pueblo aseguran que hay unos seres bondadosos dispuestos a ayudar a las buenas personas.

Deja un comentario