La princesa Isolda de Irlanda

Publicada en Publicada en CUENTOS, Leyendas

La princesa Isolda de Irlanda

La princesa Isolda, apodada “la justa” y “la bella”, era la hija del rey Anguish y de la reina Isolda. Su primera aparición en las leyendas de da cuando cuida del herido caballero Sir Tristán, tras una contienda entre éste y Morholt, el tío de Isolda.
Tras esto, Tristán decido emprender la huida, aunque un tiempo después vuelve a Irlanda para pedir la mano de Isolda en nombre de su tío, el rey Marco. La princesa, durante la ausencia del caballero, se había prometido con un mayordomo que alardeaba de haber matado a un dragón, pero a su regreso, Tristán demuestra que esto era un engaño y que fue él mismo quien acabó con la vida de la bestia. Isolda rehúsa entonces desposarse con el mayordomo y acepta el matrimonio con Marco.
En el viaje de regreso a Cornualles, tanto caballero como princesa toman accidentalmente un brebaje de amor, preparado por la reina Isolda, y que custodiaba una de las doncellas de la princesa. Ambos quedan inmediatamente enamorados el uno del otro, relación que terminará con el destierro de Tristán por parte de su tío, el rey Marco.

En cuanto al final de la historia, existen algunas variantes. Primero, la que nos cuenta la poesía es que los amantes se reencuentran durante los últimos momentos de vida de Tristán, cuando éste yace en su lecho de muerte. Otra versión más tardía nos cuenta que el caballero regresa a Cornualles y retoma su relación con la princesa. La última de las versiones nos cuenta que el rey Marco ordena matar a los amantes, que se esconden en las tierras del caballero Lancelot.

Dentro de la mitología de Irlanda, se cuenta que Isolda vivió en el lugar que hoy ocupa el suburbio de Chapelizod, y que posiblemente aquí estén enterrados los restos de la hermosa princesa.

Deja un comentario