La Campanilla

Publicada en Publicada en POESÍAS+, Relatos para pensar

La Campanilla

Un día me acerque a ellos para observarles de cerca y me di cuenta que uno llevaba una campanilla y el otro era ciego.
Como su dueño en ese momento estaba cerca de allí, me acerque y le pregunte por qué había colocado una campanilla en el caballo más joven. El hombre me explicó que el caballo ciego, no podía valerse por si mismo y no tenía muchas posibilidades de sobrevivir. De hecho, le habían aconsejado sacrificarlo, pero que de pronto se le ocurrió colocarle una campanilla al caballo más joven con la esperanza de que el caballo ciego le seguiría a todas partes.

Y así fue, el caballo ciego se acostumbró al sonido de la campanilla y seguía a su compañero. De esta manera los dos caballos empezaron a andar juntos, pastar, corretear y hacer una vida normal.
Si por alguna circunstancia el caballo ciego se alejaba y no sabía como regresar al establo por la noche, al oír el sonido de la campanilla se acercaba y de esta manera regresaba a su lugar.
Así ambos pasaban los días, el caballo ciego pudo vivir y hacer una vida normal, sabiendo que la campanilla le marcaba el rumbo y el punto exacto donde debería estar en todo momento.

Deja un comentario