Intolerancia a la lactosa en niños

Intolerancia a la lactosa en niños

Publicada en Publicada en Alimentación, EDUCACIÓN

Intolerancia a la lactosa en niños

Para muchos niños, un helado o un vaso de leche fría, implica calambres, gases y diarrea.

La causa es la incapacidad de digerir la lactosa, el principal azúcar de la leche y los productos lácteos.

La intolerancia a la lactosa se da cuando el cuerpo produce poca cantidad de enzima lactasa, la cuál es necesaria para dividir la lactosa en dos azúcares más pequeños llamados glucosa y galactosa. Cuando no hay suficiente lactasa en el cuerpo, la lactosa no se divide en el intestino delgado y pasa hacia el intestino grueso donde las bacterias la fermentan y la transforman en gases y ácidos.

Este proceso puede causar calambres, dolor abdominal, gases y diarrea entre 30 minutos y 2 horas después de haber consumido cualquier alimento o bebida con lactosa.

En algunos niños, éstos síntomas son muy graves y sus sistemas digestivos no toleran la lactosa en absoluto. En otros, los síntomas son más leves y sólo deben reducir la cantidad de lácteos que consumen.

Aliente a su hijo a consumir otros alimentos ricos en calcio que no contengan lactosa, como brócoli, berza, coliflor, hojas de nabo, salmón, almendras, soja, frutos secos, jugo de naranja fortificado y tofu.

La intolerancia a la lactosa se puede controlar, y se puede reducir el malestar estomacal, por medio de algunos cambios en la dieta. Si sospecha que su hijo sufre de intolerancia a la lactosa, comuníquese con su médico.

Deja un comentario