El reino submarino

Publicada en Publicada en CUENTOS, De Japón

Urashima Taro

-Había una vez un pescador llamado Urashima Taro que vivía con su madre al lado del mar.
Un día, Urashima vió a unos niños apalear a una pobre tortuga. Urashima fué y les dijo a los niños que dejaran de torturarla, y los niños se fueron. La tortuga, al asombro de Urashima empezó a hablar.
-Tortuga: Gracias por haberme salvado.
-Y la tortuga se fué al fondo del mar… Pasaron unos pocos años y, un día, mientras Urashima estaba pescando, vio un gran animal que se paseaba por la playa.
Urashima se acercó, y vió que era una gran tortuga, pero la tortuga vió a Urashima, y empezó a hablar, como la de los años anteriores.
-Tortuga: ¡Hola Urashima Taro! Yo soy la tortuguita a la que salvaste hace unos años.
Para recompersarte te llevaré al reino submarino. Y, Urashima, montado en la tortuga, fueron al fondo del mar, donde vieron un hermoso palacio submarino. Cuando llegaron, la tortuga le dijo a Urashima:
-Tortuga: Este es el palacio del reino submarino. Te voy a presentar a la princesa.
-Entonces, apareció la princesa, que era una sirena.
-Princesa: Bienvenido, Urashima Taro. Gracias a tí, esta tortuga está viva, ¡y lo celebraremos con muchos banquetes!
-Urashima Taro disfrutó de deliciosos y grandes banquetes, danzas de peces, ¡y mucho más! Pero, después de una semana, Urashima le dijo a la princesa:
-Urashima: Princesa, he de irme a la superficie, mi madre puede estar muy preocupada por mí.
-Princesa: Vale, pero a cambio toma esta cajita, ¡y no la abras!
-La tortuga acompañó a Urashima a la superficie, pero cuando llegó a la playa, vió que ni su casa ni su madre estaban en ningún lado.
-Urashima: Qué raro… Voy a abrir esta cajita…
-Y Urashima abrió la cajita, ¡pero de repente se convirtio en un viejo.
Después, la cajita empezó a hablar:
-Cajita: ¡Dentro de mí se encontraba tu edad! ¡Porque has estado en el reino submarino 60 años!

Deja un comentario