El método finlandés para acabar con el acoso escolar

El método finlandés para acabar con el acoso escolar

Publicada en Publicada en Conflictos, EDUCACIÓN

El método finlandés para acabar con el acoso escolar

 

En las escuelas finlandesas el problema del acoso escolar era uno de los desafíos a los que abordar. Con esta preocupación se comenzó a dar forma a un proyecto, conocido como KiVa (el nombre viene de las dos primeras sílabas de la expresión Kiusaamista Vastaan que significa contra el acoso escolar). Profesores de la universidad elaboraron el proyecto KiVa y de forma aleatoria lo implantaron en diversos centros. Poco después realizaron la comprobación de los resultados del método. Los resultados han sido más que positivos. El acoso escolar desapareció en el 79% de los casos y se redujo en otro tanto.

Además de acabar con el acoso escolar, los investigadores que lo están desarrollando se llevaron una grata sorpresa al comprobar que KiVa, contribuye a aumentar el bienestar escolar y la motivación por estudiar.

Las Claves del método Finlandés para acabar con el acoso escolar.

El método finlandés para acabar con el fracaso escolar tiene su éxito en un cambio de enfoque en relación a otros métodos empleados.

Tradicionalmente los métodos se han basado en un apoyo y actuación en las víctimas y los agresores. Esto no tiene una visión preventiva, ya que para tener víctimas y agresores hace falta la existencia de un maltrato. Con este método se marcan los roles y se etiqueta, aunque se aporten después los recursos para modificar la situación.

El método finlandés para acabar con el fracaso escolar cambia el enfoque y trata de llevar a cabo una actuación sobre las dinámicas sociales que conducen a situaciones de acoso. KiVa trata de modificar las normas que rigen los grupos y para ello conciencia a todos, no solo a la víctima y al acosador. Los espectadores son un punto clave en este método, ya que se trata de cambiar la conciencia social para no permitir que se produzcan este tipo de abusos. Veamos las claves del método finlandés para acabar con el acoso escolar:

El método finlandés aboga por un cambio de mentalidad, regida por unos valores y principios más humanos y solidarios.
La reeducación de toda la comunidad basada en la toma de conciencia de no permitir el abuso.
El método logra cambiar la visión de todos frente al acoso. Los espectadores no lo toleran, las víctimas no se sienten avergonzadas y es el acosador el que se ha de sentir avergonzado.
Los testigos, a través de su actuación pueden transmitir que una conducta es divertida y no censurable o por el contrario transmitir el mensaje de que se trata de algo intolerable.
El método se lleva a cabo, mediante una serie de clases apoyadas con material de apoyo que les ayudan a reconocer las formas de acoso, se les permite empatizar con las víctimas y ser conscientes de las graves consecuencias e importantes repercusiones emocionales y psicológicas.

Deja un comentario