El Hada de la luna

Publicada en Publicada en CUENTOS, De Hadas

 

Áine tenía categoría de diosa protectora de las cosechas, del ganado y propiciadora de la fertilidad. Fue considerada el hada de la luna entre la primitiva tribu irlandesa de los Tuatha Dé Danaan.

En las lenguas celtas, su nombre significa “Placer”, “Alegría” y “Esplendor”.

Esta criatura aparece en algunas leyendas como la hija del Rey Egobadal, miembro de la comunidad Tuatha Dé Danaan e hijo adoptivo de Manannan Mac Lir, Dios del mar. Áine, apenas una niña fue ultrajada por Ailill, monarca de Munster, de quien ella se vengó causándole la muerte mediante el poder de su anillo mágico.

Más tarde, Áine contrajo matrimonio con Gerarld, el conde de Desmond. Éste estaba bañándose en un lago cuando vio a Áine, con medio cuerpo fuera del agua y peinándose la larga cabellera; entonces con un hechizo, hizo que el conde se enamorara apasionadamente de ella.

Otras leyendas aseguran que durante la noche de San Juan, fiesta dedicada a la Señora de la Luna, Áine aparece rodeada de doncellas en una colina de Munster que lleva su nombre. Por ello, cada año, las gentes del lugar acuden allí en procesión portando antorchas y piden al hada protección para su ganado y sus cosechas.

También los viernes, sábados y domingos, después del Lughnasadh (1 de agosto), los campesinos regresan a la colina de Áine para rendirle honores. Sin embargo, fuera de estos días, esta colina está considerada un lugar peligroso, sobre todo para los jóvenes y muchachas, pues según se cree, un misterioso gaitero deambula por los alrededores.

Los poderes mágicos de Ainé pueden igualmente cambiar el color de cabello a alguien, como convertirlo en ánade o provocarle la muerte. Geroid, hijo de Áine y del conde de Desmond, acabó convertido en pato y nadando en el mismo lago donde su madre se apareció a su padre.

En algunos lugares de Irlanda, Áine ha inspirado a poetas y músicos que la han llamado el “Dulce corazón de las Sidhe”, hadas descendientes de la antigua tribu de los Tuatha Dé Danaan. El túmulo de Áine es el condado de Donegal, era un lugar sagrado para los antiguos druidas.

Como las doncellas de los ríos o las damas de los lagos, se puede ver a Áine señora de la luna, junto a las aguas peinándose los cabellos con un peine de marfil.

Deja un comentario