Consejos para la lactancia materna

Publicada en Publicada en Alimentación, EDUCACIÓN

Consejos para la lactancia materna

Para que desde el primer día, tu pecho produzca leche para alimentar a tu bebé,  sólo tienes que seguir estos consejos.

Comienza la lactancia inmediatamente tras el parto. Esto es muy importante porque facilitara el contacto inicial con la lactancia.

Amamantale cada vez que te lo pida, tanto por el día como por la noche. Es la mejor receta para que tu pecho produzca leche suficiente. Asegúrate de que tu bebé succiona eficazmente. Ten cuidado con esto, porque una succión incorrecta puede ocasionar problemas como la aparición de grietas o la retención de leche en la mama.

Tenéis que estar los dos en una postura cómoda y bien colocados. Tripa contra tripa – su cuello no debe estar girado–; su boca a la altura de tu pezón –colócale sobre un cojín para conseguirlo–, y buen acoplamiento boca-pecho –debe tomar el pezón y parte de la areola, su labio inferior estar vuelto hacia fuera, y no debes escuchar chasquidos durante la toma.

Acaba el primer pecho antes de colocarle en el segundo. Sólo así te asegurarás de que lo ha vaciado bien. Es importante para asegurar la buena producción láctea, y también para que tu pequeño tome la parte más nutritiva de la toma. Ya que al principio, tu pecho le ofrece la leche más aguada para calmar la sed, y al final, la más rica en grasas y vitaminas.

Ofrécele el pecho a demanda. Olvídate del reloj y observa a tu hijo. Cada niño sigue su propio ritmo.

No le ofrezcas biberones de leche artificial o suero glucosado. Si la lactancia se establece correctamente, tu pecho producirá leche suficiente para alimentar a tu bebé. No necesita nada mas.

Evita el chupete. Hasta que la lactancia esté bien establecida.

No olvides que el pecho es más que alimento. La succión les tranquiliza y, por tanto, tu bebé no siempre pide el pecho porque tenga hambre. A veces  sólo necesita unos minutos de contacto piel con piel. No se los niegues.

Descansa y sigue una alimentación correcta. Sigue una dieta equilibrada, y duerme todo lo que te permita tu bebé.

Deja un comentario