Como saber detectar problemas visuales en los niños

Como saber detectar problemas visuales en los niños

Publicada en Publicada en Aprendizaje, EDUCACIÓN

Como saber detectar problemas visuales en los niños

La dificultad para ver en los niños puede provocar problemas no sólo físicos, sino también sociales y educativos. Es importante conocer los síntomas para saber si tienen problemas de visión.

Los problemas oculares como la miopía, la hipermetropía y el estrabismo, afectan a más del 20% de los niños en edad escolar. Esto puede ser consecuencia del gran esfuerzo intelectual a que se ven sometidos los pequeños desde las edades más tempranas.

Miopía: No ven correctamente los objetos que se encuentran lejos. Los niños suelen apretar los ojos para enfocar mejor. Aquellos que no usan gafas, suelen ser más tímidos y despistados, prefieren actividades como la lectura, o manualidades.

Hipermetropía: Es lo contrario de la miopía, ya que los afectados tienen una percepción borrosa de los objetos cercanos y al forzar la vista, es común que presenten dolor de ojos o cabeza, lagrimeo, y pestañeo frecuente. Prefieren jugar al aire libre.

Astigmatismo: Percibe una visión deformada de las cosas, tanto de lejos como de cerca. Suele estar asociado a la miopía o a la hipermetropía presentando síntomas de ambas patologías.

Ambliopía u ojo vago: Consiste en la pérdida parcial de la visión en uno o en los dos ojos de un niño que no puede ser corregida con lentes. Puede corregirse cuando se detecta y se trata antes de los 7 años, o de lo contrario llevar a una gran pérdida de visión del ojo afectado, dado que éste no se desarrolla adecuadamente.

Estrabismo: Es una pérdida de paralelismo de los ojos en donde cada uno de ellos mira en dirección diferente. Este defecto ocular supone un problema grave del sistema visual.

Recomendaciones La recomendación es consultar un especialista a la más mínima duda sobre si su hijo tiene problemas de visión, ya que estar atento a cualquier señal podrá ahorrarle problemas en el presente y en el futuro.

Cuanto más temprano sea detectado el problema, más fácil será corregirlo. Los estudios señalan que aproximadamente un veinte por ciento de los niños necesitan de alguna corrección visual.

Síntomas

En bebés:

Los ojos tiemblan o se desvían sin motivo alguno
Los ojos no siguen la cara ni la voz de los padres
Las pupilas de los ojos son demasiado grandes o pequeñas
Las pupilas de los ojos no son oscuras y sí opacas, como se tuviesen un filtro nublado Los ojos no se presentan alineados, y sí cruzados o volcados hacia fuera.

En niños:

Sentarse muy cerca de la televisión.
Quejarse constantemente de dolor de cabeza y de ojos cansados.
Escribir cada vez más con la cara cerca del papel.
Sentir dificultad de leer a distancia.
Comprimir los ojos para ver algo que está alejado.
Perder el interés por la lectura y los estudios.
Tener dificultad para correr
Parecer torpe en los movimientos
Presentar excesivo lagrimeo y escozor en los ojos.

Deja un comentario