La doncella Maleen

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, Europa

Érase una vez un rey, cuyo hijo aspiraba a casarse con la hija de otro poderoso monarca. La doncella se llamaba Maleen y era de maravillosa hermosura. Sin embargo, le fue negada su mano, pues su padre la destinaba a otro pretendiente. Como los dos se amaban de todo corazón y no querían separarse, dijo […]

Las zapatillas rojas

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, Europa

Hubo una vez una niñita que era muy pequeña y delicada, pero que a pesar de todo tenía que andar siempre descalza, al menos en verano, por su extraña pobreza. Para el invierno sólo tenía un par de zuecos que le dejaban los tobillos terriblemente lastimados. En el centro de la aldea vivía una anciana […]

El avaro mercader

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, Europa

Había una vez que se era, un viejo mercader al que los años habían vuelto tan y tan avaro que en lugar de comprarle un buen pienso al asno que utilizaba para acarrear sus productos, le ponía por encima una piel de león, para que asustara a la gente y pudiera alimentarse gratuitamente en los […]

Los dos hermanitos

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, Europa

El hermanito cogió de la mano a su hermanita y le habló así: – Desde que mamá murió no hemos tenido una hora de felicidad; la madrastra nos pega todos los días, y si nos acercamos a ella nos echa a puntapiés. Por comida sólo tenemos los mendrugos de pan duro que sobran, y hasta […]

Los Tres Reyes Magos

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, Europa

Érase una vez tres reyes magos que vinieron de oriente siguiendo una estrella. Los tres son viejecitos. El rey Melchor es alto, con una barba blanca y unos ojos azules. El rey Baltasar tiene la piel negra y brillante, es el menos viejecito de todos. El rey Gaspar tiene la barba y el pelo rojo; […]

La Alondra Cantarina y Saltarina

Publicada en Deja un comentarioPublicada en CUENTOS, Europa

Érase una vez un hombre que tenía proyectado un gran viaje, y al despedirse les preguntó a sus tres hijas qué querían que les trajera. La mayor quiso perlas, la segunda diamantes, pero la tercera dijo: -Querido padre, yo quiero una alondra cantarina y saltarina. -Sí, si la puedo conseguir la tendrás -dijo el padre, […]