Buñuelos de bacalao

Publicada en Publicada en Caseras, RECETAS

Una receta típica se Pascua, muy sencilla de realizar.

 

Ingredientes:

400 gr de migas de bacalao
1 cebolla grande
Perejil fresco
200 gr. harina de trigo
3 huevos grandes
150 gr. de mantequilla
300 ml. de agua
2 cucharaditas de levadura en polvo
Aceite de girasol para freír
1 poquito de sal

Preparación:

Picamos muy pequeña la cebolla y pasamos por agua las migas de bacalao.
En un bol tamizamos la harina con un colador y añadimos dos cucharaditas de levadura en polvo. Mezclamos bien y
reservamos.
En la misma cazuela donde vamos a hacer nuestra masa de buñuelos pochamos los trozos de cebolla en un poco de
aceite.
Cuando la cebolla este casi transparentes, le añadimos el bacalao y removemos para que no se pegue a la cazuela.
Retiramos del fuego, añadimos el perejil fresco picado y juntamos con todos los ingredientes.
Retiramos de la cazuela y reservamos.

Ponemos a fuego medio una cazuela con el agua y la mantequilla. En cuanto empiece a hervir retiramos y con una
espátula vamos removiendo para que se funda completamente y se integre con el líquido.
Echamos la harina tamizada con el toque de la levadura de una sola vez y llevamos de nuevo al fuego.
Removemos con una cuchara de madera hasta conseguir una masa homogénea, una crema lisa y sin grumos. Si vemos que queda algún grumo de harina, no os preocupéis, poco a poco irá desapareciendo.
Al final nos quedará como una bola compacta. Se tiene que despegar de las paredes de la cazuela hasta que parezca
que está completamente seca.
Apagamos el fuego y retiramos la cazuela con la masa que acabaremos de hacer fuera del fuego. Dejamos templar unos minutos antes de añadir los huevos.
Añadimos los huevos de uno en uno y removemos, hasta que no esté integrado el primero, no se añade el segundo. Así nos quedará una masa espesa, brillante y mucho más cremosa.
Una vez tenemos la masa base preparada, añadimos el bacalao y removemos cuidadosamente para que se integre.
Dejamos que repose durante unos 20 minutos.
Pasados los 20 minutos, ponemos a calentar a fuego medio una sartén con abundante aceite.
Con la ayuda de dos cucharillas, vamos formando bolitas con la masa que iremos friendo.
Echamos a la sartén de pocos en pocos ya que aumentan su tamaño. Cuando estén dorados sacamos los buñuelos y los colocamos en un papel absorbente.

Deja un comentario