Actividades para el Aprendizaje de Matemáticas

Actividades para el Aprendizaje de Matemáticas

Publicada en Publicada en Aprendizaje, EDUCACIÓN

Actividades para el Aprendizaje de Matemáticas

Clasificar cosas.

Es importante que los niños jueguen a clasificar. Motiva a tus hijos para que hagan distintas clasificaciones a lo largo del día. Distinguir entre los juguetes grandes y los juguetes pequeños, entre la ropa blanca y la ropa de colores. Esta actividad se puede emplear en todo lo que haces en el día.

Por ejemplo, cuando vas al supermercado, puedes pedirles que se fijen cómo están clasificadas las cosas: las verduras en un lado, los juguetes en otro, los jabones en otro.

Ordenar por tamaños.

Permite que tus hijos jueguen a ordenar distintas cosas por tamaños, sus cochecitos o sus muñecas, sus bloques de construcción, las tapas de recipientes plásticos. Una variación de esta actividad es ordenar colores del más oscuro al más claro.

Jueguen a hacer pares.

Hacer pares es otra manera de distinguir entre lo que es igual y lo que es diferente. Pueden hacer pares de calcetines, pares de cucharas. También pueden buscar pares para distintas cosas que vean ahí, como perros, gatos, flores, arbustos, piedras.

Dónde hay más y dónde hay menos.

Jueguen con diferentes montoncitos de cosas, para adivinar en dónde hay más y en dónde hay menos. Verás que a tus hijos esto les resulta interesante.

Por ejemplo. Si pones un litro de agua en una botella larga, y otro litro en una botella ancha, ellos te dirán que hay más en la larga. Los niños a veces se dejan guiar por las apariencias, enséñales que por eso es bueno aprender a contar, para saber en dónde hay más y en dónde hay menos.

La numeración

Más o menos a partir de los tres años, empiezan a incluir los números en sus vidas. Esto quiere decir que en tus actividades diarias menciones los números y hagas que ellos se den cuenta de esto.

Por ejemplo: “Necesitamos cuatro huevos para hacer el desayuno, vamos a sacarlos 1, 2, 3, 4”; o “Vamos a contar cuántas personas somos para poner la mesa 1, 2, 3, 4, 5”. De lo que se trata es de que los niños poco a poco empiecen a hacer correspondencia entre el número y la cantidad de objetos.

Deja un comentario